Buscador de noticias

La Junta autoriza al Ayuntamiento de Roquetas a expropiar los terrenos afectados por la variante

«Las obras de esta infraestructura, que hasta el centro comercial se encuentran en un 57% de ejecución, podrán continuar hacia el núcleo urbano.»
Foto de archivo de las obras en la variante de Roqquetas.
Foto de archivo de las obras en la variante de Roqquetas.

18/09/2015

La Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar han acercado posturas en torno a las expropiaciones necesarias para continuar las obras de la variante del municipio, incluida en las obras de los accesos que conectan la ciudad del poniente almeriense con la A-7. Así lo ha anunciado el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Joaquín Jiménez, quien ha asegurado que posiblemente este mes ambas administraciones firmen una addenda al convenio de 2002 donde se recogían los detalles de la obra.  
 
La autovía ‘Nuevos accesos Roquetas de Mar y Vícar, en el Poniente almeriense’, es fruto de un convenio de colaboración firmado en 2002 entre el Gobierno andaluz y ambos municipios con la finalidad última de mejorar los accesos a la costa desde la Autovía del Mediterráneo (A7). En esta actuación se enmarca la variante de Roquetas de Mar, que pretende evitar el paso de vehículos por el centro urbano y canalizarlo hacia las playas e invernaderos. Las dos primeras fases de la autovía se pusieron en servicio en junio de 2006, sumando un total de 2,3 kilómetros y una inversión total de 15,2 millones de euros.  
 
La variante de Roquetas de Mar constituye el tercer y último tramo de los nuevos accesos y supone una inversión total de 43,3 millones de euros y una longitud de 7,4 kilómetros. La Junta inició en 2008 las obras de esta tercera fase, subdivida en dos: la primera parte, hasta el Centro Comercial, y la segunda, hasta La Mojonera. Para el desarrollo de ambas era necesario que el Ayuntamiento de Roquetas pusiera a disposición los terrenos, previa modificación de su calificación, si bien ese punto no fue posible, por lo que el Ayuntamiento debía expropiar los mismos.  
 
“En una obra de esta envergadura e interés social ambas administraciones deben hacer un esfuerzo por el diálogo, por la colaboración, pero hay que hacerlo siguiendo la normativa que rige una obra de estas características, cofinanciada con fondos Feder”, ha puntualizado el delegado, que ha avanzado que próximamente ambas administraciones firmarán una addenda al convenio de 2002, por la que el Gobierno andaluz autoriza al Consistorio a expropiar los terrenos necesarios para continuar las obras. Jiménez ha explicado que en el convenio de 2002 el Ayuntamiento se comprometió a poner a disposición de la Junta los terrenos y “como no ha sido posible mediante la modificación de la calificación de los suelos, el Gobierno andaluz ha de autorizarle a ejercer la fórmula de la expropiación”.  
 
En cuanto al estado actual de las obras, ha recordado que la actuación se encuentra en un 57% de su nivel de ejecución, concentrado básicamente en la primera fase hasta el centro comercial, donde tan sólo resta por ejecutar obras por valor de 4,5 millones de euros. Hasta el momento de la paralización, formalizadas en 2012, la Administración andaluza había invertido 24,5 millones de euros y restaban por ejecutar 18,6 millones, incluyendo la segunda fase de la variante, de 4,9 kilómetros, ejecutada en torno a un 20%.

Política de Cookies

Esta web no utiliza cookies, no recaba ni cede datos de carácter personal de las personas usuarias. Sin embargo contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de la AOPJA que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.