Buscador de noticias

SEVILLA: Inauguración del Puente del Dragón en Alcalá de Guadaíra


28/03/2007

La Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía pone en servicio la prolongación del Vial del Zacatín que conecta con la A-392 de Alcalá de Guadaíra a Dos Hermanas, y el nuevo puente del Dragón sobre el río Guadaíra, el primero figurativo de Europa, que semeja la forma de un dragón que guarda el Castillo de Alcalá.  
 
La obra, con una longitud total de 2.900 metros, arranca en una glorieta sobre la carretera A-8033 y desciende hacia el río Guadaíra con una pendiente del 6% para cruzar el río a través del puente “El Guardián del Castillo”, de 123 metros de longitud. A continuación, y ya sobre la margen izquierda del río Guadaíra, se construirán una serie de desmontes y terraplenes de baja altura hasta conectar mediante una glorieta con la carretera A-392 de Dos Hermanas a Alcalá de Guadaíra.  
 
El primer tramo es un bulevar de 188 metros de longitud entre la glorieta inicial y el puente sobre el río Guadaíra, con dos calzadas de 7 metros de anchura y dos carriles de 3,5 m de ancho para cada sentido. Además, se ejecutará un acerado de 2,5 metros de ancho para circulación de peatones.  
 
Desde el puente hasta conectar con la A-392 se dispondrá de dos calzadas con dos carriles de 3,5 metros (cada una), arcenes de 1,5 m y bermas de 0,75 m.  
 
Además de la estructura sobre el río Guadaíra, el proyecto contempla la ejecución de un paso inferior de 15 m de longitud y 22 m de ancho, para dar continuidad a un camino existente, y la construcción de un marco de 7x5 m y 14 m de longitud para dar continuidad a la vía pecuaria Cordel de Pelay Correa.  
 
Respecto a la integración medioambiental de la actuación, se contemplan una serie de medidas correctoras de impacto ambiental durante la fase de ejecución, así como la revegetación de los taludes definitivos de desmonte y terraplenes, las glorietas y el entorno de la ribera del río Guadaíra. El capítulo de medidas correctoras de impacto ambiental tiene un presupuesto de 386.068 euros.  
 
La Junta de Andalucía, consciente de la importancia y simbología que iba a adquirir el puente, dado su emplazamiento sobre el río Guadaíra y a los pies del Castillo de Alcalá, convocó un concurso de ideas para el diseño del mismo. El ganador de dicho concurso fue el proyecto denominado “El Guardián del Castillo”.  
 
Puente El Guardián del Castillo  
Inversión: 3.545.330,48 euros  
Longitud: 123 metros  
Autor: José Luis Manzanares  
 
El elemento más singular de la actuación de “Prolongación del Vial de Zacatín en Alcalá de Guadaíra” es el Puente sobre el río Guadaíra. La estética de la solución se convierte en objetivo cuando el emplazamiento del puente es singular y su impacto paisajístico notable. En el caso de los viaductos urbanos, el puente se convierte en un hito monumental de la ciudad.  
 
El puente “El Guardián del Castillo” salva el río Guadaíra en medio de un parque encajado en el fondo del valle que rodea el casco urbano sirviendo de antesala al castillo almohade.  
 
Cualquier obra que se realice en ese lugar corre el riesgo de profanar el ambiente. ¿No existe una estructura compatible con el parque?  
 
En un parque hay árboles, bancos, parterres, puentes de madera, cabañas, columpios, esculturas, animales, aventura, fantasía, imaginación… Gaudí llenó el Parque Güell de monstruos abstractos cubiertos de azulejos…  
 
Al otro lado del río, la figura del castillo se alza majestuosa. Es imposible desligar la imagen de la fortaleza del jardín lúdico que la contornea. ¿Qué imaginaría la fantasía de un niño en escenario tan formidable?  
 
Un dragón. Una figura imponente, llamativa y discreta a la vez. Un guardián eterno del castillo que cruza el río, con las fauces abiertas, para avisar al caminante que el puente que va a hollar tiene dueño. Un dragón revestido de las escamas multicolores que lo llenan de vida y lo convierten en el rey del parque.  
 
El puente tiene 123 metros de longitud total distribuidos en cuatro vanos de 18,5 metros los laterales y 43 metros los centrales. Se apoya sobre sendos estribos cerrados de hormigón armado que transmiten la carga al terreno mediante 12 pilotes de hormigón ejecutados “in situ” de 1500 mm de diámetro y 20 metros de longitud.  
 
Las pilas se empotran tanto en el arco principal como en el encepado y están formadas por unos macizos de hormigón armado de espesor constante de 1,70 metros y anchura variable desde 1,70 metros en la base a 4,50 m en el empotramiento con él.  

Política de Cookies

El sitio web www.aopandalucia.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra política de cookies



|